Noticias

Actualidad |

Siete diferencias entre el tenis y el squash

Dependiendo de su uso, una raqueta y una pelota pueden dar lugar a deportes muy diferentes, entre ellos el tenis y el squash.

La pista

En tenis, el campo de juego es un rectángulo de 23,77 m x 8,23 m en individuales y de 23,77 m x 10,97 m (78 pies x 36 pies) en dobles.
Por su parte, en squash se trata de un rectángulo de dimensiones 9,75 m x 6,40 m para el juego de individuales y de 9,75 m x 7,62 m para el juego de dobles, cerrada en su totalidad por muros o paredes: el frontis, dos paredes laterales y la pared trasera.

Las líneas

Líneas laterales y de fondo delimitan la pista de tenis, y junto a la de saque determinan si la pelota ha entrado dentro de los márgenes o no. Por su parte, en el squash esta función la delimitan las líneas superior e inferior (conocida como de falta) dibujadas en la pared. 

La puntuación

Los encuentros en ambos deportes pueden definirse al mejor de 3 o 5 sets. Para lograr un set en tenis, un jugador debe ganar seis juegos (con diferencia de dos), mientras que en squash el set se define a los 11 puntos (también con diferencia de dos).

El saque

Los tenistas tienen dos oportunidades para poner la bola en juego sin perder el punto. Los jugadores de squash no pueden despistarse en ningún momento durante la ejecución del mismo ya que el fallo está penalizado con un punto para el jugador contrario y el cambio en el turno de saque.

El rebote

El desafío a pecho descubierto en el tenis en el que un jugador permanece frente a otro adquiere otra dimensión en el squash, ya que además del rival cuatro paredes marcan el destino del punto. Los rebotes están permitidos en cualquier pared (la pelota ha de golpear en algún momento la frontal sin caer al suelo) dentro de los límites marcados por la línea superior e inferior.

La’T’

Un buen saque a la ‘T’ es el primer paso para ganar un punto en tenis. En squash su importancia asciende toda vez que quien domina esta posición central de la pista tiene más opciones de salir victorioso en la batalla.

La raqueta

La raqueta de tenis es más redonda y permite imprimir más fuerza a la pelota. La raqueta de squash es más alargada, ligera y manejable, dotando al deportista de una mayor precisión. La fuerza lograda con la raqueta es menor pero el tipo de pelota, más ligera, hace que esta coja más velocidad.

La pelota

Mientras que en tenis la velocidad del juego depende principalmente por el tipo de pista, en squash es la pelota de goma la que marca la diferencia. Los jugadores más experimentados usan por lo general pelotas más lentas, que botan menos, que tienen a quedar muertas en las esquinas dificultando el golpe al rival, mientras que los jugadores noveles utilizan pelotas que botan más alto para que el golpeo sea más sencillo.

Conoce más sobre la Real Federación Española de Squash aquí

© - LaLigaSports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.