Noticias

Reportaje |

Polonia, ¿destino o casualidad para cerrar el círculo?

Los debut de Pascual Saurín, Majo y Mabi, así como el debut de Helia como capitana, se produjeron en Lodz, hace cinco años, en el mismo escenario en el que van a jugar los octavos de final contra Polonia

¿Destino o casualidad? ¿Por qué la vida tiene estas cosas? Agosto de 2019. Hay un runrún entre las Leonas. Si terminan cuartas la fase de grupos del Europeo, les puede tocar jugar contra Polonia, en Lodz (Polonia). Rápidamente, es la opción preferida de todas. Aquí no se busca un cruce factible en octavos, todos son rivales con posibilidades de medalla. ¿Te imaginas jugar contra Polonia en Polonia?Las pequeñas lo tienen claro. Las mayores toman la palabra. Un partido allí es increíble. Porque la historia de esta selección femenina de Pascual Saurín, la historia de las Leonas, comenzó hace cinco años y medio en Polonia, en el mismo escenario donde van a jugar los octavos de final.

“Después del Europeo de 2013 yo ya estaba entrenando en Bélgica y me llamaron en noviembre para ser seleccionador. Dije que sí, pero con gente joven. El equipo estaba sin hacer y teníamos que jugar un premundial en enero”. El 3 de enero de 2014, en Lodz, Pascual Saurín dirigió por primera vez a la selección femenina de voleibol en un partido oficial. Ese mismo día, debutaron, también en partido oficial, Mabi Caro y Majo Corral. Esa noche, Helia González ejerció por primera vez como capitana de las Leonas. Y en el campo, Jessica Rivero y Alba Sánchez fueron de la partida. La única de las actuales Leonas que no estuvo fue María Segura, que ya formaba parte del equipo, pero se perdió el premundial por rotura del abdominal.

Un día después, el 4 de enero, las Leonas jugaron contra Polonia. En Polonia. ¿Si tuvieras que decir el pabellón más espectacular en el que has jugado al voleibol, dirías este? “Sí”. La respuesta es rotunda por parte de todas las que regresan a Lodz cinco años y medio después. Las pequeñas del equipo son ahora las mayores. En su paso por las inferiores, habían visto cómo España disputaba Campeonatos de Europa de voleibol. Lo que no sabían era lo que les iba a costar a ellas regresar a un escenario así. Ni las dos clasificaciones perdidas, ni los seis años fuera de la máxima competición continental. 

Quizá si he seguido sin rendirme tanto tiempo es por el recuerdo de aquellos primeros partidos del premundial y de la Liga Europea. Por todo lo que viví”. Habla Mabi Caro, quien, al igual que Helia, también dejará la selección tras el Campeonato de Europa. Su esfuerzo, trabajo y compromiso han sido intachables desde su primera convocatoria. Mabi debutó en Lodz “jugué todo” (Ana Correa tampoco viajó al estar lesionada). Suplente durante muchos años, llevaba los últimos dándole vueltas a la retirada, aunque siempre regresaba. Pero tras el Campeonato de Europa, la decisión de dejar a las Leonas es definitiva: “aunque seguiré en el Barça, a ver si hacemos buena primera vuelta y puedo dejarlo definitivamente, como si fuera una transición a la vida normal”, bromea Mabi, que quiere centrarse en su profesión de odontóloga.

Es como si se cerrase el círculo. ¿Sabes que yo debuté en Polonia?”, WikiMabi es la que mejor recuerda los detalles de aquel enero de 2015. Recuerda las fechas (3-4-5 de enero), los rivales (Bélgica, Polonia y Suiza) y los resultados (3-0, 3-0 y 1-3). Recuerda la emoción que sintió en el momento del himno, un momento que es lo primero que le cuenta Helia a Escamilla al poner un pie en Lodz: “Suenan unos acordes, se para la música y empieza todo el público a cantarlo a capella. Se te ponen los pelos de punta”. 

Helia no recordaba las cifras. Tampoco el que fue su debut como capitana. Pero no olvida detalles como a la policía escoltándolas los 2km del hotel al aeropuerto, parando el tráfico para que pasaran, con gente fuera y dentro del pabellón desde la llegada: 

Emociona, mucho. Ver a toda esa gente por tu deporte. Piensas: es verdad, esto existe, vienen a vernos a nosotras. Es muy bonito llegar a un sitio donde tu deporte esté tan valorado. Por eso me gusta tanto Polonia como selección, por cómo tratan nuestro deporte. Y cuando sales del pabellón, no eres el rival, eres las chicas a las que se enfrentan y te piden a ti autógrafos, no es solo a las suyasSientes como que lo que haces es super importante para la gente, algo que en España lo tenemos para casi siempre los mismos. Es de los países donde más bonito y espectacular es jugar. Cuando vinimos en el premundial… imagínate el debut así. Y para las jóvenes que vienen, ver esto como lo van a ver el domingo… es una pasada. No paran de animar, aunque el equipo vaya ganando o perdiendo, animan siempre. No es como en España que cuando vas perdiendo se escucha el silencio en el pabellón. Y ahora, imagínate eso con las 15.000 personas”.

Jessi recuerda las fotos que les pedían: “Todo le mundo te conoce. Los fans son muy fans. Nos regalaron dibujos y todo”. Alba recuerda el jugar contra Glinka, una top mundial que había jugado con Pascual en Murcia. Majo recuerda puntos del partido. Pero lo que ninguna ha olvidado… es el pelotazo que Jessi estampó en la cara de Anna Werblinska. 

 

En Lodz, las Leonas, a los mandos de Pascual Saurín, César Hernández, Esther Esteban y Juan Alonso emprendieron un camino hace cinco años y medio. Lo que nadie podía imaginarse es que iba a costar tanto completarlo. Fuera del Europeo de 2015. Fuera del Europeo de 2017. Por fin, la noche de Reyes de 2019, llegó el premio. Un billete de vuelta. El destino era Bratislava. ¿La casualidad volver a Polonia? ¿O eso también era el destino? El que tenía preparado que cinco años y medio después, las Leonas volvieran a Polonia. Esta vez, con un deseo: demostrar, en un templo del voleibol, que, ahora sí, están preparadas para competir.

© - LaLigaSports - Año 2019

Últimas Noticias

Reportaje |

Mabi Caro, ante todo, una buena persona

Con 117 internacionalidades, Mabi Caro deja la selección española después de haber logrado disputar un Campeonato de Europa.

Ver más noticiasCargando...
.