Noticias

Sport Business |

Mutare y la RFEN, nadando hacia la excelencia

La Real Federación Española de Natación y la empresa Mutare se han unido con el objetivo de transformar de manera positiva la propia federación.

"El objetivo era optimizar la organización de la Real Federación Española de Natación. Sabíamos cuál era nuestro objetivo y qué queríamos hacer. Fue en ese momento cuando nos hablaron de Mutare Transformación Positiva". Quien habla es Paloma Mendoza, gerente de la RFEN, una entidad deportiva que hace algunos meses se planteó donde estaba y donde quería llegar: "Estamos intentando optimizar los recursos que tiene la federación al entorno actual, para dar respuesta a los clubes, los deportistas y las federaciones territoriales u otros organismos. Es un análisis desde dentro para que el resutaldo llegue fuera, a los deportistas".

Y este camino, que la RFEN empezó a andar a finales de 2017, tiene como motor a "Mutare Transformación Positiva", una empresa dedicada a la consultoría de personas y recursos humanos que, como reza en su página web, tiene como fin "transformar personas y organizaciones". Javier Rodríguez es Mánager de Recursos Humanos de Mutare: "Nos dedicamos, sobre todo, a lo que tiene que ver con la parte de evaluación, de desarrollo, de formación, de cómo hay que organizar o gestionar a las personas para que den la máxima eficacia, la máxima productividad. Siempre entendiendo que la máxima productividad se da cuando las personas están realizadas y satisfechas en su puesto de trabajo. Hay que tener siempre un ojo en los procedimientos, en la estrategia y en los objetivos de la empresa y otro ojo en las personas para intentar casar intereses de manera que todo funcione. Esa es nuestra razón de ser". De la necesidad de adaptarse de la propia federación y de la predisposición a ayudar de Mutare nace una relación que ambas partes califican de manera más que satisfactoria: "Trabajar con ellos es un gustazo. Son súper profesionales; muy profesionales. Y muy organizados. Es como si estuvieran integrados dentro de la federación, reportando y trabajando de manera conjunta", reconoce Paloma Mendoza.

El proyecto, que está desarrollándose por fases, se inició con un análisis de personal de la RFEN, "sobre todo personal administrativo", aunque también del resto de personal. "Hicieron entrevistas con nuestro personal para después poder hacer un programa de conclusiones. En paralelo se creó un grupo de estrategia - representado por departamentos que se consideran vitales para la actividad de la federación - y ahí hicimos un brainstorming para tratar de definir una estrategia de futuro para ver hacia donde queremos llevar a la federación. Todo este proceso lo hemos hecho con ellos", resume Mendoza. "Ellos tenían una idea, pero no tenían una planificación estratégica. Tenían la idea de que había que hacer cambios en la gestión de las personas pero no tenían claro cuáles. Fue un trabajo orientado a ayudarles a que se estructuraran y se definieran. Nosotros no definimos la estrategia de la federación, es la propia federación la que tiene conocimiento, recursos y personal para saber lo que quieren. Lo que nosotros aportamos a este grupo de personas es una estructura, una metodología, para definirla de una forma mucho más clara y más determinada. La primera fase fue definir las línas estratégicas", matiza Javier Rodríguez, Mánager de Recursos Humanos de Mutare; "a partir de ahí hicimos una serie de recomendaciones y un plan de cambio buscando la optimización de la plantilla", concluye. 

Tras el éxito de los primeros pasos juntos, la RFEN y Mutare ya trabajan en la siguiente fase. Lo explica Paloma Mendoza, gerente de la federación: "En esta nueva etapa vamos a intentar hacer realidad todo lo que trabajamos en la primera fase. Tras analizar lo que queremos, lo que somos, donde estamos y qué personas hacen qué trabajos, toca reestructurarnos". Y en todo este proceso los trabajadores de la federación tuvieron un papel capital: "Los trabajadores tuvieron libertad total para hablar. Sse hicieron reuniones, grupos de trabajo, diviendo al personal de la federación para interactuar entre ellos y terminar de completar todo el estudio", confiesa Paloma.

Todo este trabajo está basado en la consecución de objetivos a largo plazo que, según Javier Rodríguez, de Mutare, es la única forma de lograr el éxito: "En el trabajo que nosotros hacemos, todos los que nos dedicamos a la gestión de las personas, hay un factor clave y son los plazos. Las organizaciones buscan resultados a corto plazo y cuando tú cuidas a las personas y cuidas a tu plantilla, los resultados se dan en el medio y largo plazo. Conjugar los objetivos empresariales o de organización con la gestión de la plantilla en el largo plazo te asegura la supervivencia de tu organizción y te asegura la excelencia y los buenos logros. Esa es la diferencia entre empresas que en un mismo sector funcionan bien y empresas que funcionan mal. La RFEN está mirando a largo plazo y ahí es donde la apuesta por las personas te da mucho aporte, mucho valor".

Paloma Mendoza conluye que "el trabajo que se está haciendo en sí mismo es bueno para la federación porque, inevitablemente, va a hacer que todos nos renovemos. Nos reorganizamos para ser mejores", y alaba la forma de desarrollar el proyecto a través del grupo de trabajo de Mutare: "Estamos del todo satisfechos con haber tomado la determinación de trabajar con Mutare. Ellos son muy receptivos a la información. No vienen a firmar el expediente sin más. Es como si fuera un departamento más dentro de la propia federación". ¿Hay muchas entidades que necesiten renovarse? Javier Rodríguez responde: "Es necesario establecer objetivos para que la gente tenga claro hacia donde debe ir. La falta de definición de objetivos y falta de mandos intermedios son algunos de los problemas más comunes que nos encontramos".

Ir en la dirección adecuada no siempre es fácil, pero con Mutare es menos difícil. La Real Federación Española de Natación puede dar fe de ello.

© - LaLigaSports - Año 2018

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.