Noticias

Actualidad |

Linajes en evolución, la proyección de los mejores valores posibles

Las leyes de la herencia imponen sus reglas de infinita complejidad.

Las leyes de la herencia imponen sus reglas de infinita complejidad

Para alcanzar buenos objetivos se necesita disponer de buenas palomas reproductoras cuyas ascendencias tengan la mayor información posible en su genealogía, con un metabolismo en buenas condiciones y una salud resplandeciente. Con amplia información y el mejor criterio es más fácil alcanzar un mayor acierto, en el que las preferencias de cada colombófilo se encaminan a distinguir a aquellos ejemplares que tiene o que desea conseguir, para ser acreedores de pasar a formar parte del cuadro reproductor. Así se fija la atención en no encontrar rasgos de degeneración visible, en cuál es su comportamiento tanto individual como en grupo, en su vitalidad manifiesta, en su mordiente y en su disposición para realizar con facilidad distancias determinadas en aquellas modalidades que se desee competir, la información de su vida deportiva como la de sus ascendientes nos facilitan tales conocimientos.

La calidad de los últimos cultivos, los pichones de la última generación, marcan así el valor de una familia o linaje teniendo en consideración lo antes expuesto, la mano del colombicultor debe actuar constantemente y fijarse en los temas de la herencia con sus espacios desconocidos y las incógnitas y complejidad que conllevan, teniendo claro que no existen fórmulas para acertar constantemente en la elección de un cuadro reproductor, tanto en su conjunto como en su individualidad.

La herencia de cada paloma mensajera se conecta mágicamente con ese árbol genealógico que sustenta sus valores más preciados.

La experimentación constante con palomas mensajeras de buen origen, de buena salud, de buena conformación y de buena información sobre su genealogía con los caracteres hereditarios visibles y de su vida deportiva contrastada, abren expectativas a las leyes de la herencia que con sus grandes misterios impondrán, en cada actuación, sus reglas de infinita complejidad. Con un buen bagaje hereditario de clase y valor, harán posible que afloren y se pongan de manifiesto la excelencia del sentido de la orientación, indispensable en una paloma mensajera y base de la colombofilia, y las demás cualidades que harán posible, de la mano del colombófilo sensato, que se convierta en un deportista de élite, en un atleta del espacio.

 

LOS PUNTOS DE PARTIDA, LAS COLONIAS BÁSICAS Y LA EVOLUCIÓN CONSTANTE

Así han evolucionado los grandes nombres que sustentan el mundo de la colombofilia desde sus inicios, tales como Ulens, Grooters, Wegge, Hansenne, Beekman, Delombaerde, Benoot, Van Schingens, Vekemans, Bricoux, Stassart, Sion, Janssens, Delbar, Devriendt, VanderEspt, Stichelbauts, o Commine, entre otros tantos, colonias básicas que fueron dando paso a nuevas familias con nuevos nombres que han llegado hasta nuestros días y de las que se abastecen los colombófilos actuales. La depuración que año tras año se va ejerciendo a través de las pruebas de competición y el mejor acierto posible en la elección de los cuadros reproductores basados en sólidos criterios, hacen evolucionar a la paloma mensajera como un completo atleta del espacio.

Cada linaje definido brilla con luz propia en el firmamento colombófilo recibiendo el reconocimiento y consideración colectiva a ese patrimonio que se aporta.

 

Cada generación de colombófilos debe aportar nuevas páginas al progreso de la colombofilia y en consecuencia a la mejora de la paloma mensajera, que la vemos evolucionar cada día alcanzando nuevos retos y a mayor velocidad, todos estamos comprometidos con ese empuje que se precisa en el mundo de la evolución que los nuevos linajes atesoran en sus últimos descendientes y de las que los precursores estarían orgullosos.

El testimonio y la manera de proceder de cada generación, sus aciertos y errores han venido construyendo con rigor, lo que hoy atesoramos en esa síntesis de la evolución de la colombofilia que se ha extendido por todo el mundo, con un modelo organizativo que afina sus sentidos con un potencial que abre puertas cada día y hace que surjan nuevas estrellas en el firmamento colombófilo. Los medios de comunicación de los que hoy disponemos posibilitan acceder a un mayor conocimiento para compartir, una mayor información, un mayor reconocimiento y un mejor entramado social a nivel mundial que elimina fronteras y abre nuevos espacios con una mejor concepción del deporte y sus nuevos protagonistas.

 

LA MAGIA DE LA HERENCIA Y LA POTENCIACIÓN DE LAS CUALIDADES INNATAS DE LA PALOMA MENSAJERA

La herencia de cada paloma mensajera se conecta mágicamente con ese árbol genealógico que sustenta sus valores más preciados y en cada estirpe bien definida, se manifiesta en el transcurso de su vida deportiva. El colombófilo responsable sabe de sus cualidades innatas, del valioso sentido de la orientación, de sus aptitudes y predisposición para desarrollar grandes carreras, de sus capacidades para sorprender en cada concurso y procura estimular y educar certeramente a los miembros de su equipo de vuelo eligiendo el método idóneo de acuerdo a su naturaleza y origen.

Cada generación de palomas mensajeras testimonian sus aciertos, confluyendo en la síntesis de la evolución del mundo de la colombofilia.

 

La regularidad en el trabajo, la constancia, la dedicación, la paciencia y el saber tomar decisiones, entre otras cualidades necesarias, han hecho posible que tantas familias de palomas de reconocido prestigio, hayan encontrado una definición y una personalidad que le han llevado a brillar con luz propia en el firmamento colombófilo, alcanzando para sus inspiradores y creadores, la perennidad de vincular sus apellidos a ellas, y que en consecuencia, en cada época suben por méritos propios a lo más alto de la consideración colectiva. 

Abriendo horizontes, multiplicando las calidades, sumamos prosperidad dentro de esa jerarquía de valores que la colombofilia posee, distinguiendo las experiencias que merecen la pena atesorar y compartir. Arte, inspiración, especialización, audacia y talento, han venido definiendo a grosso modo el trabajo de los colombófilos históricos a los que les profesamos la mayor de las admiraciones. Sus aportaciones van vinculadas al progreso que disfrutamos y reclaman nuevas aportaciones constantemente que mantengan esa velocidad de crucero en la buena dirección.  

 

José Antonio Montesdeoca

 

 

 

 

 

© - LaLigaSports - Año 2019

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.