Noticias

Reportaje |

La rabia del mundial de raid más surrealista

Así vivió el equipo español la carrera de raid que nunca terminó de los Juegos Ecuestres Mundiales de Tryon 2018.

No me pongas una cámara delante porque solo voy a decir burradas”. Álex Luque no quiere hablar después de la carrera. Sus lágrimas hablan por él. "Esta yegua probablemente haya disputado su último Campeonato del Mundo", cuentan miembros de su equipo. "Llegaba en su mejor momento. Pero ya nunca sabremos quién hubiera ganado ese sprint final entre Jaume y Álex”. 

Incredulidad, rabia y frustración. Cada minuto que pasaba aumentaban las lágrimas en los miembros del equipo español de raid. Jinetes y grooms no se explicaban el surrealista día que acababan de vivir. Mucho menos entendían que sucediese algo así en un Campeonato del Mundo, en unos Juegos Ecuestres Mundiales, en el que se supone debe ser el mayor evento. "Desde el principio ha estado todo mal organizado, pero algo así no había sucedido en la vida". Hablemos de sentimientos.

Imagina que superas una semana en Tryon en la que no parece que te encuentras en un Campeonato del Mundo: "He visto competiciones de una estrella de España mejor organizadas que esto". Imagina que ya estás preparado para comenzar la carrera y sales, y olvidas todo, porque llevas dos años (y toda una vida) preparándote para ese momento. Hablemos de España y los cuatro jinetes españoles: desde 2016 estás preparándote para ser campeón del mundo, para luchar no por una medalla, sino por cuatro (tres individuales y oro por equipos). Y de pronto, a mitad de recorrido te enteras de que algunos de tus principales rivales están haciendo un recorrido más largo que tú. Y a mitad de recorrido te enteras de que algunos de tus principales rivales están haciendo un recorrido más corto que tú. España tenía a Jaume Puntí, María Álvarez y Omar Blanco en el recorrido corto, mientras que Álex Luque estaba en el largo. Imagina lo que sienten unos y otros en ese momento. ¿Qué pasará?

Imagina que llevas medido al milímetro cada cubo de agua, cada bolsa de hielo, la misión de cada groom. Los tiempos de recuperación del caballo, los segundos que faltan para salir de nuevo y continuar la carrera. Pero tú ya no piensas en eso, piensas en que la carrera ya está manipulada. Tú, que estás disputando una maratón, que solo has corrido la primera etapa, tienes la cabeza totalmente fuera de la carrera. Y mientras tanto, tu caballo, ese que llevas años preparando para este momento, tiene que quedarse dos horas parado en el VG esperando, cuando debería estar corriendo. Dos horas en las que los jinetes dicen de todo menos bonito. Incredulidad, rabia y frustración. Hablemos del equipo español, que no quería correr, que optaba por la suspensión de la prueba. Saltaban las chispas entre ellos en el VG. Pero hablemos de la profesionalidad.

Porque España esperó a ver la reacción de los demás equipos cuando la organización comunicó la nueva hora de salida: 11:15. Ensillaron los últimos, pero en la tercera asistencia, Álex Luque y Jaume Puntí ya eran los primeros. Porque España volvió a ser un equipo cuando se reanudó la carrera. ¿Se puede resetear una cabeza después de todo lo que había sucedido? Ellos lo hicieron y cada milla que recorrían aumentaba la ventaja con sus perseguidores. A diez minutos de ellos, María Álvarez y Omar Blanco aseguraban el oro para España por equipos. Imagina que después de todo lo que has pasado, estás liderando la carrera. Imagina que eres parte del equipo español, que después de todo lo que has vivido, lo único que quieres es disfrutar del duelo final entre Juma y Álex reservado para la última fase. Ver si volverá a ganar Juma como en 2016 o si Calandria está preparada para ganar a Echo. Han caído dos chaparrones, te has empapado en el VG porque uno de ellos fue justo al pasar el control veterinario, no puedes andar por las rozaduras del pantalón pero no importa, porque puedes ser campeón del Mundo. Y entonces llega un whatapps.

Se suspende la carrera. Y tú, que estás a punto de terminar la penúltima fase, que solo te quedaba una para luchar por el oro, te enteras montando. ¿Qué se te pasa por la cabeza? Muchas cosas y ninguna positiva. Álex y Juma decidieron terminar. Llegar a la meta y cruzarla juntos. Quisieron arrebatarles eso y hacerles desmontar antes, pero ambos continuaron recto. Porque no tendrán las medallas, pero sí el aplauso del raid mundial. Porque aunque nunca sabremos quién se hubiera llevado el oro, ni lo que sienteron ellos, sí podemos compartir la incredulidad, la rabia y la frustración. 

Pd. Y ahora imagina de después de un día así, en el que a las 05:00 estabas en las cuadras, en el que a las 18:00 te dicen que se suspende... No te vas a casa ni a la ducha: "¡Lo primero es recuperar los caballos, que ellos no tienen la culpa de nada!". Y lo hicieron. A las 21:00, seguían con los caballos. Hasta las 00:00 estuvieron con ellos. No tendrán la medalla, pero son campeones del mundo.

© - LaLigaSports - Año 2018

Últimas Noticias

Reportaje |

Lo que no se vio del Mundial de raid

Descubre cómo se vivió desde dentro la carrera del Mundial de raid que se suspendió dos veces y se quedó sin repartir medallas.

Ver más noticiasCargando...
.