Noticias

Actualidad |

La natación española se reinventa

Las nuevas figuras en el panorama de la natación española nos permiten soñar.

Cuando hace 8 años, en Pekín, Gemma Mengual y Andrea Fuentes consiguieron la primera medalla de la natación sincronizada en unos Juegos Olímpicos pocos valoraron en su justa medida un hito sin precedentes. Pocos sabían, obnubilados por la inmediatez del éxito, que el resultado era fruto de un trabajo paciente y concienzudo. Desde entonces, JJOO de Londres incluidos, la sincronizada ha sido garantía de esfuerzo, dedicación y, como consecuencia, también victorias.

Los Juegos Olímpicos de Londres confirmaron la tendencia, la natación sincronizada española estaba en la élite, y sirvieron para alumbrar a una superestrella más allá de la sincro: Mireia Belmonte. La nadadora barcelonesa consiguió dos medallas de plata, en los 200 mariposa y los 800 libres, y volvió a volar en el agua 12 años después del último éxito de la natación española en unos JJOO (Nina Zhivanevskaya ganó la medalla de bronce en la prueba de 100 metros espalda en Sidney 2000).

Desde entonces, la natación ha protagonizado buena parte de los éxitos del deporte español a nivel internacional. El momento culmen se vivió durante el Mundial celebrado en Barcelona en 2013. Mireia Belmonte se colgó tres metales: dos platas y un bronce, y Melani Costa fue plata en los 400 metros libres. Además, la selección española de waterpolo femenino ganó la medalla de oro al imponerse en la final a Australia. Nuevamente, la sincronizada abanderó el éxito. Ona Carbonell, que ya había sido plata en Londres 2012 en el dúo junto a Andrea Fuentes, consiguió 7 medallas: dos en solo, dos en dúo y tres en equipo.

Recientemente, Ona Carbonell y Gemma Mengual, ésta última vuelve a la competición después de su retirada tras los Juegos Olímpicos de Londres, han sellado su clasificación para Río 2016 en el ejercicio de dúo durante el preolímpico celebrado en Río de Janeiro. El equipo español, que no contó con Ona Carbonell en el ejercicio libre por lesión, terminó el Preolímpico en quinta posición y no estará en los Juegos.

La exigencia es máxima, pero la natación española ha demostrado que está capacitada para, al menos, mantener el nivel.

Conoce más sobre la Real Federación Española de Natacion aquí 

© - LaLigaSports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.