Noticias

Reportaje |

Judit Ignacio, mínima para seguir entrenando

La nadadora catalana, con la mínima en 200 mariposa para participar en sus segundos Juegos Olímpicos, analiza en LaLiga4Sports su clasificación para Río.

Judit Ignacio viajó a Londres con un único objetivo: "Hacer la mínima para regresar el lunes a Barcelona a seguir entrenando". Era la última oportunidad, los últimos billetes para Río se repartían en el Campeonato de Europa de Londres. Y la subcampeona de Europa, Judit, aún no tenía la mínima olímpica. La había buscado, la estaba rozando, pero tanto en el Open de España de primavera como en las semifinales de Londres, bajar de los 2.08.66 que pedía la Federación se le había resistido. 

Pero nada como volver a donde comenzó todo para continuar el sueño. "Los últimos Juegos Olímpicos me los encontré y disfruté de la oportunidad, igual que ahora. Llevo todo un año entrenando para ello y los afronto con la misma ilusión y las mismas ganas, como si fuera la primera vez. Lo único que ha cambiado es la experiencia que he ganado en estos cuatro años". En 2012 Judit Ignacio tenía 18 años. Con la mayoría de edad en la maleta olímpica, la barcelonesa vivió en Londres sus primeros Juegos. Cuatro años después volvió a tirarse al agua del Centro Acuático de Londres. Las mismas piscinas donde vivió su debut olímpico se convertían en el lugar donde, cuatro años después, buscaba repetir el sueño.

Sin presión, sin agobios, "la situación no era preocupante. Es verdad que el objetivo era haber conseguido la mínima en el Open, pero estaba tranquila. No pensaba en que era la última opción para ir a Río. Me tiré al agua a disfrutar. El trabajo estaba hecho y tarde o temprano tenía que salir. Así que sólo tenía que disfrutar y acabó saliendo". Defendía el subcampeonato de Europa logrado en 2013. Pero esta vez no importaban las medallas. El objetivo es que esa piscina que la vio debutar en Londres tuviese su continuidad en Río. Y en la final, el trabajo dio sus frutos. Con un tiempo de 2.07.52, 1.14 segundos por debajo de la mínima, Judit cerró su billete.

Objetivo conseguido. Nada más bajar del avión de Londres se fue a entrenar. Fred Vergnoux no perdona, ¿es exigente? "Depende de cómo lo mires, un entrenador a este nivel tiene que exigir", responde Judit. Volvió a Barcelona, su casa, a entrenar al CAR de San Cugat. Tras Londres pasó dos años en Madrid, pero decidió regresar con su familia y amigos. Ahora pasa cinco horas al día en el agua, unas siete-ocho entrenando si les sumas las pesas, cardio, abdominales... Este año se ha tomado un respiro con la carrera de Psicología. Hasta ahora iba a curso por año, pero ha decidido dejarse algunas asignaturas para el año que viene. Lo primero era la preparación para los Juegos. La experiencia de su vida: "Unos Juegos Olímpicos te cambian la vida, te hacen ver las cosas diferentes. Te das cuenta de que el trabajo merece la pena, que el no poder hacer vida de una persona 'normal' recompensa. Son muchas emociones juntas que valen la pena".

Cuenta atrás para Río, ya sólo quedan entrenamientos, un mes en Sierra Nevada, el Campeonato de España y a Río. La ruta está marcada. La niña que comenzó en clases de natación reconoce que "la natación es mi vida porque lo quiero así. No sé cuándo dije: "ahora me lo tomo en serio". Nunca he dejado de entrenar ni de disfrutar, desde los cinco años que empecé". Disfrutar, esa es la clave. Por eso ha seguido tantos años en natación, eso era lo que buscaba al volver a tirarse al agua en Londres. Es lo que busca y ha conseguido. En Río volverá a disfrutar de ser olímpica

© - LaLigaSports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.