Noticias

Actualidad |

Janine Sandell: "He tenido que vivir, aprender y sobrevivir"

La receptora de Dimurol Libby´s La Laguna acumula éxitos en su regreso a las pistas tras ser madre

Janine Sandell es una jugadora excepcional en la Liga Iberdrola. La receptora británica de 177 cm de altura y nacida en 1985, reúne en su figura dos hitos dentro de la máxima competición nacional. Además de ser la única jugadora de la máxima competición nacional que ha competido en unos Juegos Olímpicos, como anfitriona en Londres 2012, la británica ha regresado esta campaña a las pistas tras su maternidad el pasado curso 2017-18.
La pasada semana su equipo logró una victoria que les clasificaba matemáticamente para disputar la fase final de la Liga Iberdrola en la que Dimurol Libby´s La Laguna, junto con los 3 mejores equipos de la fase regular, luchará por el último título en juego. Formando parte del club tinerfeño se encuentra Janine Sandell, jugadora de voleibol que vive su segunda etapa en el conjunto lagunero y madre desde el pasado curso, “creo que es algo que no se puede explicar con palabras. He podido vivir muchas experiencias y sentimientos nuevos. No hay nada igual que una sonrisa de mi hijo, cuando él nace crece algo nuevo.”
Si la maternidad ya supone en sí un cambio grande en el cuerpo de una mujer, cuando ese cuerpo es tu herramienta de trabajo, el proceso no es menos costoso: “la vuelta a la competición no ha sido nada fácil, he tenido que vivir, aprender y sobrevivir. Un ejemplo es mi cuerpo, no es igual que antes, y hay que tener muchísima paciencia para volver a coger fuerza, potencia y rapidez de nuevo.” Sandell confiesa que es muy competitiva, por lo que no ha sido fácil para ella no poder rendir igual sabiendo que sí es capaz de ello. “He tenido que aprender a sobrellevar dolores que me limitaban mucho al principio, un año después estoy volviendo a la normalidad, las hormonas te cambian mucho y dar el pecho, también. Tener más sueño de los normal, o responsabilidades como cuidar a un humano pequeñito cambian mucho a alguien.”
Ante estas situaciones, la jugadora británica del Dimurol Libby´s La Laguna, se siente agradecida por el apoyo recibido por parte del club: “me siento más que agradecida, afortunada y con mucha suerte de tener la oportunidad de jugar tan rápido después de dar a luz. Toda la gente que forma parte del club se han portado increíble, con mucho cariño, amor y apoyo.”
Janine Sandell es buena conocedora de la Liga Iberdrola tras pasar por varios conjuntos de la competición, desde su llegada hace una década a las filas del CV Albacete de donde pasó a Menorca, ciudad en la que logró dos títulos ligueros, antes de recabar en IBSA CV ACE Gran Canaria 2014, CV Aguere y su doble etapa en el Dimurol Libby´s La Laguna desde la temporada 2015-16 hasta hoy, con el receso por su maternidad en la última campaña.
Poco a poco, madre e hijo se van acostumbrado a su día a día: “por suerte hemos conseguido a alguien de confianza que cuida de Jayden como si fuera su hijo, y el club nos apoya mucho, por la mañana cuando tenemos trabajo de pesas puede acompañarnos en el gimnasio. Ahora que ya toma biberón y come casi de todo, ya está más acostumbrado con mi rutina.”
Con esta nueva experiencia, la jugadora hace balance sobre lo que supone maternidad y deporte, concretamente, maternidad y voleibol, “realmente para una deportista de vóley no hay maternidad como en un trabajo normal” desde el momento en que retornó a las pistas.

Liliana Fernández, otro regreso triunfal a las pistas
Sin embargo, el mayor balance que hace Janine Sandell sobre la maternidad ocurre al final de cada jornada: “soy afortunada porque puedo llegar cansada o triste después de un mal partido o un mal entrenamiento y mirar su sonrisa, que me ha cambiado la vida. Hoy soy una persona mucho más feliz y completa.”
Si cambiamos la pista por la arena, Liliana Fernández, olímpica española en Londres 2012 y Río 2016 junto con Elsa Baquerizo, también paró su carrera deportiva cuando decidió ser madre. Ahora, un año después de la vuelta de la pareja a la competición, Lili y Elsa compiten por la clasificación para Tokyo 2020.
La jugadora de Benidorm decidió ser madre después de los Juegos de Río y, aunque continuó ejercitándose de forma adaptada hasta los 8 meses, no fue hasta 2018 cuando volvió a la competición. Durante ese periodo, su compañera Elsa Baquerizo, siguió compitiendo en el circuito internacional pero con otras parejas como Ángela Lobato o Amaranta Fernández.

© - LaLigaSports - Año 2019

Últimas Noticias

Reportaje |

Mabi Caro, ante todo, una buena persona

Con 117 internacionalidades, Mabi Caro deja la selección española después de haber logrado disputar un Campeonato de Europa.

Ver más noticiasCargando...
.