Noticias

Entrevista |

"Esto no ha hecho nada más que empezar"

Margaux M. Pitarch, seleccionadora nacional femenina de squash, atiende a LaLiga4Sports tras el éxito del equipo español en el Mundial de París.

Tras perder ante Francia, Hong Kong y Japón y ganar a Alemania en la fase de grupos, la selección femenina de squash se enfrentó al reto de igualar su mejor clasificación de siempre en un Mundial. Reto que, para mayor dificultad, hacía 20 años que no se lograba. Xisela Aranda, Cristina Gómez, Marina de Juan y Marta Latorre aceptaron el desafío y vencieron a Gales y Alemania para terminar en la 13ª posición del Mundial de París. Margaux M. Pitarch (seleccionadora) sentenció poco después: "El squash que hemos visto estos días no lo había visto nunca". Desde la visión que le da su cargo, Margaux responde a LaLiga4Sports a las preguntas que tratan de entender el porqué del hito logrado hace unos días en París por el squash femenino español.

¿Habéis podido digerir ya lo conseguido en el Mundial de París?

Si he de ser sincera yo creo que aún no. Seguimos en contacto y parece que aún estemos disputando el campeonato. Es un torneo muy largo, con mucha tensión, donde se acumula mucho cansancio y variedad de sensaciones y sentimientos… Las chicas han hecho un esfuerzo enorme y llevará unos días más que todo se asiente. 

¿La perspectiva que da el paso del tiempo os hace ser aún más conscientes de lo logrado?

Desde luego. Hace 20 años, Cristina, por ejemplo, no había nacido; Marina, Xisela y Marta no sabían lo que era el squash y yo estaba empezando a hacer mis primeras paralelas, como aquel que dice…  Visto así, ¡20 años son bastantes! Pero no hace falta irse 20 años atrás; hace cuatro, Xisela, Marina y Cristina competían por primera vez como compañeras en un mundial, han cambiado tantas cosas desde entonces... Y han evolucionado tanto ellas... Y “sólo” han pasado cuatro años. Me viene a la mente una frase de Steffi Graf: “Cuando pierdes un par de veces, esto hace que te des cuenta de lo difícil que es ganar”.  

¿Qué supone para el squash femenino español igualar su mejor clasificación histórica en un Mundial?

Como dices, es algo histórico en lo que se ha puesto mucha dedicación e ilusión. Para nosotras fue como ganar el Mundial. Ojalá que no pasen otros 20 años para igualarlo o mejorarlo. Empezamos siendo las últimas y se venció a países “ganables” pero a otros que no lo eran tanto, y se le plantó cara a equipos superiores, tanto a nivel de jugadoras como por experiencia. Significa que hay mucho talento, que lo lleva habiendo desde hace tiempo, pero quizás la vida ha hecho que coincida de nuevo un grupo tan igualado y competitivo en todas sus posiciones. Pero sobre todo hay mucho trabajo, constancia, ilusión, compromiso y compañerismo. Significa que tenemos potencial y hay que demostrarlo a nivel internacional, que no se puede quedar en casa. Significa más visivilidad y respeto. Significa que las juniors tienen figuras en las que mirarse y con las que medirse y ello enriquece al squash y lo retroalimenta.

Dijiste que el squash que practicaron las chicas españolas en París no lo habías visto nunca, ¿qué factores hacen que ese paso adelante haya podido darse?

Las chicas llevan preparando este mundial desde hace tiempo, y desde hace un par de temporadas están saliendo a competir en el circuito PSA (Professional Squash Association) y jugando ligas extranjeras. Están dedicándole muchísimo tiempo y esfuerzo a este deporte, aunque tengan que compaginarlo con trabajo y estudios. Y todo ese trabajo que realizan en sus respectivos clubes, con la intención de lograr un sueño, acaba dando sus frutos. Y están en ello. Esto no acaba aquí.  Se intenta apoyarlas en todo lo posible para que compitan lo máximo que puedan, ya que esas mejoras individuales son mejoras para el squash.

¿En qué línea se está trabajando en el squash español?

Se está apoyando tanto a la cantera como a los absolutos para que hagan crecer este deporte y crezcan ellos como deportistas. También se está tratando de mejorar el calendario de competición nacional para que haya más torneos y de más nivel. Se está intentando dar más visibilidad al squash tanto en los medios de comunicación como en la búsqueda de nuevos patrocinios y potenciales nuevos jugadores (no necesariamente de alta competición, sino también a jugadores que buscan otros deportes por diversión, para estar en forma, etc). Se quiere mejorar el trabajo en las escuelas y llegar a más niños; ya hay dos pistas hinchables en España para promocionar este aspecto... Estamos en un momento muy importante y con ganas e ilusión de trabajar para que el squash se conozca y practique cada vez más.

 

¿Cuánto margen de mejora tiene el squash español a largo plazo?

Tras pasar unos años complicados, esto no ha hecho nada más que empezar. Estamos prácticamente en la línea de salida. Borja Golán es el referente principal desde hace varios años, ya que ha llegado a ser número 5 del mundo y es el actual campeón de Europa, pero cada temporada son más los jugadores que están compitiendo en el circuito internacional con un mismo sueño. Están aumentando las academias, clubes y campus de squash por toda España; contamos con ayuda de CSD para apoyar a los juniors y al squash femenino. Se está profesionalizando el squash en todos los aspectos y pronto veremos más noticias como esta. 

En lo personal, ¿qué ha supuesto para ti comandar a un grupo que ha alcanzado este éxito?

Yo lo he vivido como seleccionadora, como jugadora de ese equipo que he sido, como compañera, como espectadora… Llevo queriendo resumir todo lo sentido estos días y aún no he sido capaz. Ha sido una alegría absoluta por ellas, tras saber lo que llevaban entrenando y ver cómo pelearon como jabatas hasta el último punto, y por el squash español en general. ¡Todos los que practicamos este deporte debemos sentirnos parte de este éxito! Aún sigo sin saber cómo explicarlo y sólo puedo dar las gracias por haber tenido la oportunidad de vivirlo desde dentro.    

© - LaLigaSports - Año 2016

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.