Noticias

Entrevista |

Cristina Gutiérrez, una vez más, historia del Dakar

La piloto burgalesa finalizó en vigésimo sexta posición en coches en su tercera participación en el Dakar 2019.

Lo dijo David Broncano hace un año en La Resistencia: ¡es una maquinón! Si entonces merecía tan ilustre calificativo este año está aún más justificado. Cristina Gutiérrez (24 de julio de 1991) ha finalizado el Dakar 2019 en la vigésimo sexta posición en su tercera participación en una de las carreras más duras del mundo. La piloto burgalesa merece ser reconocida por infinidad de motivos. Apunten: en 2017 fue la primera mujer española en concluir el rally en la categoría de coches, en 2018 mejoró su posición de la edición anterior pese a haber pasado casi cinco días completos sin dormir y este año se ha quedado a poco más de trece minutos de terminar entre los 25 primeros a los mandos de su Mitsubishi Eclipse Cross: "Estoy muy contenta. Ha sido un Dakar que he disfrutado mucho porque he tenido la oportunidad de correr. El año pasado no fue así, sufrí muchísimo. Tenía las ganas de quitarme esa sensación de encima. Y se ha hecho realidad gracias a la unión entre el coche, el equipo y mi copiloto, Pablo Huete", reconoce la protagonista al valorar el Dakar 2019, celebrado en Perú.

La de 2019 ha sido para Cristina Gutiérrez una edición de cambios. Estrenó copiloto (Pablo Huete) y coche, de un derivado de serie a un prototipo: "El Dakar está más enfocado a que los pilotos llevemos prototipos, y se ha notado. Pablo nunca había copilotado en un Dakar. He de remarcar que su trabajo de mecánico y, sobre todo, de copiloto no era nada fácil y él lo ha hecho de una forma inmejorable". Si no tanto como en años anteriores, sí ha sufrido, con temperaturas cercanas a los 60 grados en un habitáculo que se quedó sin aire acondicionado y que hizo aún más extrema la experiencia: "El año pasado se dio la circunstancia de que fue un Dakar para mí muy duro. Hacía las etapas en el doble de tiempo que el resto de participantes y eso pasa factura. Pasé tres días sin dormir. Este año tenía claro que quería un coche mejorado, un prototipo. He trabajado para encontrar un equipo y un coche que me ofreciese la posibilidad de disfrutar y así ha sido. Ha sido un Dakar duro, también ha habido momentos complicados, pero en general ha sido un Dakar que he disfrutado y no con tanto sufrimiento como el del año pasado", sentencia. 

La última edición del Dakar ha sido, además, la más femenina de siempre con el mayor número de corredoras inscritas en la historia de la carrera. Diecisiete mujeres tomaron la salida en Lima (Perú), entre ellas Laia Sanz, Sara García, Rosa Romero y la propia Cristina, que analiza con orgullo una realidad que las empodera y ayuda a vislumbrar un futuro más igualitario: "Siento que cada vez hay más chicas y por lo tanto hay más probabilidades de que alguna llegue a lo más alto. Las ayudas y la visibilidad del deporte femenino han crecido. Las corredoras que hay son muy buenas y hay que apoyarlas y seguir luchando porque estén compitiendo, que es lo más importante. Se está demostrando que somos capaces de todo".

Sobre el futuro de la carrera, que desde 2009 se celebra en Sudamérica y que durante sus 31 primeras ediciones discurrió por África, Cristina Gutiérrez es clara: "Me gustaría que volviese a su esencia africana, aunque es complicado ahora mismo que la carrera pueda disputarse en África. No sé qué decisiones se tomarán. Este año se han notado algunas cosas raras que esperemos que se solucionen. Yo tengo que empezar a moverme porque emmiezo desde cero. Voy a intentar darlo todo para volver y ójala estar de nuevo en 2020". Lo dicho, una maquinón.

© - LaLigaSports - Año 2019

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.