Noticias

Entrevista |

Cristina Gutiérrez: "En el Dakar es muy importante no dejarse vencer por uno mismo"

La piloto burgalesa ha conseguido terminar por segundo año consecutivo el Rally Dakar.

Cristina Gutiérrez (Burgos, 24 de julio de 1991) aterrizó en Madrid el lunes a mediodía visiblemente contenta y relativamente cansada. Apenas 48 horas antes había logrado terminar su segundo Dakar consecutivo en coches - es la única mujer española que lo ha logrado sobre cuatro ruedas - al cruzar la línea de meta de la última etapa en la ciudad argentina de Córdoba en 38ª posición. Pocas horas después había recuperado su rutina como ortodoncista porque, en sus propias palabras, se le habían acabado las "vacaciones". Su historia es la de una deportista que ha cumplido uno de los grandes retos de su vida a base de sacrificio, talento y, en el caso del último Dakar, muy pocas horas de sueño. Sin apenas dormir durante las últimas cinco etapas (dos horas en cinco días), Cristina asegura que tanto ella como su copiloto, Gabi Moiset, llegaron a "delirar". No desesperaron y completaron los 9.000 kilómetros de un Dakar que ya ha sido denominado el más duro de los disputados en Latinoamérica y que recorrió Bolivia, Perú y Argentina

¿Cómo ha sido tu segundo Rally Dakar? ¿Te ha dado tiempo a descansar?

Ha sido un Dakar muy duro para nosotros. Hemos podido dormir muy poco y, por tanto, descansar cada día muy poco tiempo. Al llegar a Burgos sí que he descansando, pero como llevaba tiempo de "vacaciones" me he tenido que poner a trabajar rápido. Ya estoy pensando en empezar a reunirme con los patrocinadores y volver a plantear una temporada; a ver qué sale. 

Has conseguido terminar tu segundo Dakar consecutivo, ¿fuiste consciente de lo logrado al cruzar la línea de meta en Córdoba (Argentina) o has necesitado tiempo para asimilar un hito así?

Realmente cuesta creerlo. Han sido 14 días súper intensos y cuando llega el final cuesta amimilarlo. Llega de repente, pero cuando aterrizamos en España y vimos todas las imágenes  y empezamos a recordar momentos vividos sí empezamos a ser conscientes de lo que ha sido y lo que hemos luchado para terminarlo. Cada vez sabe mejor. El momento en que subimos al podio también fue súper intenso.

¿Qué diferencias has encontrado entre el Dakar 2017 y el Dakar 2018?

La semana de dunas que tuvimos que pasar este año, por ejemplo, es una de las diferencias. El año pasado apenas tocamos dunas, y este año todo el Dakar ha sido con arena; todas las etapas tenían una parte de arena, con mucha dificultad. Otra de las diferencias ha sido la intensidad de las etapas. En esta edición en todas las etapas te tocaba luchar, sufrir. La edición del año pasado tuvo alguna etapa algo más relajada. Este año cada etapa ha sido una aventura. 

Os preparáis física y mentalmente para afrontar un reto como el Dakar y, aún así, la carrera siempre acaba llevando a los pilotos al límite...

Sí, el Dakar es una carrera de imprevistos, de situaciones al límite... Por mucho que lo prepares nunca consigues controlar todas las situaciones que vas a tener que pasar en carrera. Hay situaciones que no se pueden entrenar. Y cada día nos enfrentamos a situaciones que no nos esperamos. En el Dakar es muy importante tener la capacidad de vencer los problemas rápido y, sobre todo, de no dejarse vencer por uno mismo.

Llegaste a estar varias etapas sin dormir...

Fue muy complicado. Llegamos a acumular casi cinco días sin dormir. Tiramos de barritas alimenticias, bebidas energéticas o isotónicos, cualquier cosa que puediera darnos energía. El cuerpo pasa factura en ocasiones y a Gabi y a mí nos pasó que soñábamos despiertos; empezamos a delirar. Parece mentira, pero sí. Fue una situación rara, un poco paranoica. Ahora nos reímos, pero en el momento da miedo.

Pese a todos los ánimos que os llegaban desde España, ¿os planteasteis abandonar?

Desde España nos ha llegado mucho apoyo. Yo no contestaba, pero sí que a veces leía lo que escribían y fue súper importante tener ese apoyo emocional, porque hay veces que te sientes solo. En esos momentos sí que es importante saber que hay gente pendiente de lo que estás haciendo. Sí hubo días en que pensamos en que no llegábamos y aún así tiramos hacia adelante. Gabi y yo tiramos y se llegó. 

¿Estás cansada de que te acompañe siempre la coletilla de que "eres la única mujer española que consiguió terminar el Dakar en coches"?

Hay gente a la que le gusta comparar y hay gente a la que no. A mí realmente me da igual, siempre y cuando esa compación se haga de forma positiva. De todas formas, que se hagan este tipo de comparaciones quiere decir que hacen falta más mujeres compitiendo y que debemos trabajar todos para que haya más chicas en este mundo.

¿Cómo se consigue eso? De más de 500 participantes este año sólo 11 habéis sido mujeres...

Países del extranjero tienen que mirarse mucho en España en ese sentido. La Real Federación Española de Automovilismo, con su promotora Mujer y Motor, está haciendo un trabajo increíble. Y cada vez hay más chicas. De las once participantes totales en este Dakar tres éramos españolas: Laia Sanz y Rosa Romero en motos y yo misma en coches. 

¿Dispuesta a repetir aventura el año próximo?

El Dakar es una fiebre y una pasión que no termina, incluso ahora que estamos un poco saturados de la edición de este año. Ahora toca trabajar y empezar a mover ficha para poder correr otro Dakar. Espero poder deciros pronto que vuelvo a correr en 2019.

© - LaLigaSports - Año 2018

Últimas Noticias

Ver más noticiasCargando...
.