Noticias

Entrevista |

Cid: "Detrás de mi trabajo ha habido un gran equipo que podrá mantener el proyecto en el futuro"

Ramón Cid, ex director técnico de la Real Federación Española de Atletismo, valora su trabajo durante los últimos años al frente del atletismo español.

El pasado viernes Ramón Cid se despedía de la dirección técnica de la RFEA tras seis intensos años de trabajo. Detrás han quedado momentos inolvidables para el atletismo español y también algunos sinsabores pero siempre con un denominador común: la pasión por nuestro deporte. La Real Federación Española de Atletismo ha querido repasar con el propio Ramón cuál ha sido su labor durante estos años y que nos aporte su visión del estado del atletismo español en el momento de este relevo en la dirección técnica. 

El pasado viernes anunciaste tu decisión de dejar la dirección técnica de la RFEA, ¿qué es lo que te ha motivado a tomar esta decisión?

El compromiso con Raúl Chapado era asumir la dirección técnica durante los dos primeros años de su legislatura, algo que ya se ha cumplido. En este tiempo se ha configurado un buen proyecto y hay un excelente grupo de personas para llevarlo adelante. Personalmente siento que estoy justo de energía para liderar el gran trabajo que se presenta y, por el bien de la RFEA y el mío, creo que lo mejor era dejarlo ahora, el año que viene es preolímpico y no sería procedente. 

Llegas al final de tu mandato tras una magnífica temporada para el atletismo español en la que se han conseguido grandes logros tanto en categoría absoluta como en menores. ¿En qué estado de salud se encuentra ahora mismo el atletismo español?

Somos un deporte amplio y con peculiaridades absolutamente diferenciadas entre unos sectores y otros. Dar una respuesta global es impreciso, pero dicho esto, creo que la situación es buena y con posibilidades de mejora en el futuro. 

Tomando como fuente de diagnóstico el equipo para el Campeonato de Europa de Berlín, hemos visto un equipo numeroso (95) con todos los sectores y casi todas las pruebas representados y habiendo cumplido el requisito de tener unas mínimas superiores a las oficiales. Esto constituye un primer dato de optimismo, también la media de edad de los componentes (con ilustres veteranos) era bastante joven y el porcentaje entre hombres y mujeres muy igualitario.

También son satisfactorias las cifras logradas en este europeo; los números de medallas (10) y finalistas (25) por puntos (5º), responden a las expectativas iniciales. Por otra parte, los resultados del atletismo joven: sub-23, sub -18, y no tanto los sub-20 aunque es una buena generación, han sido esperanzadores. Tampoco debemos olvidar el Trail en el que somos la primera potencia mundial, ni el campo a través donde lo somos a nivel continental. Es decir, tenemos motivos para pensar que estamos donde nos corresponde a nivel de países, y materia prima para afrontar el futuro con moderado optimismo. Hemos estado por encima, o muy cerca, de selecciones de nuestro entorno que nos triplican en presupuesto y tienen mayor población. 

Por otra parte, sería peligroso pensar que todo está bien. Cuando nos enfrentamos a campeonatos mundiales nuestras expectativas se reducen drásticamente. Por explicarlo con una metáfora montañera, tenemos un grupo amplio de atletas en el último campamento base del K2, pero nos cuesta hacer cumbre y hay pocos que lo puedan lograr. Hay que trabajar duro en esta complicadísima parte. También debemos optimizar todos los estamentos, especialmente la formación y compensación económica de los entrenadores".

Accediste al cargo de director técnico nacional a finales de 2012 tras la última victoria electoral de José María Odriozola. ¿Cómo resumirías el camino recorrido a lo largo de estos seis años?

La primera temporada fue complicada, coincidió mi primer año como DT con una drástica bajada de presupuesto en la RFEA por la brutal crisis económica que afectó al país. Esta circunstancia alcanzó a todas las estructuras del atletismo y el presupuesto para las actividades del Comité Técnico descendió en más de un de un 50% , limitando la posibilidad de programar actividades, becas, acompañantes a encuentros... Aprendimos que cada euro invertido debería tener el máximo rendimiento. La estrategia era de supervivencia, intentar mantener el nivel deportivo pese a las estrecheces pecuniarias. Los años siguientes, además de adaptarnos a la situación, hubo una mejora económica que nos ha permitido tomar algo más la iniciativa e ir programando un mayor número de actividades. También se ha producido una renovación bastante amplia del equipo absoluto con la incorporación de talentos jóvenes. 

Tras la labor de director técnico hay mucho trabajo que no se ve. ¿Cómo ha sido tu día a día a lo largo de todo este tiempo?

Nuestro deporte genera mucha actividad. Hay que diseñar una estrategia de futuro, un conocer desde dónde partimos y a dónde queremos ir. A partir de ahí se elaboran proyectos que hay que programar, presupuestar, ejecutar y, posteriormente evaluar. Todo eso para todas las categorías y sectores. Afortunadamente, hay un equipo de trabajo con las áreas de Desarrollo, Análisis y Alto Rendimiento, unido a la Secretaría Técnica que, junto a la labor del Comité Técnico, nos permite llevar a cabo la tarea de forma más o menos satisfactoria gracias a su calidad humana y profesional. 

Imaginamos que en todos estos años habrá habido muchos momentos buenos. Con cuáles te quedas.

El atletismo nos ofrece emociones intensas en todas la direcciones, momentos muy altos, muy bajos y en ocasiones varios el mismo día. Si tuviera que elegir uno, me quedo con el oro de Ruth en Río. Además de la grandeza del resultado, el hecho de que fuera una saltadora, habiendo sido yo muchos años responsable de ese sector y conocer la trayectoria deportiva de Ruth y Ramón Torralbo desde joven, supone un factor añadido. Afortunadamente hay otros muchos momentos excepcionales, por ejemplo la actuación de la marcha en Berlín en una mañana.

Y de los momentos malos, ¿cuál o cuáles destacarías?

Desgraciadamente también hay muchos, pero quizás, los que más me afectan son todos aquellos relacionados con el dopaje. Es un tema que nos hace un daño tremendo y además desvirtúa la razón de ser del deporte de competición. También he llevado mal la elaboración de algunas selecciones en las que ha habido atletas que se han quedado fuera del equipo por poco o eran muy dudosas.  

En la rueda de prensa del viernes anticipaste que el hecho de dejar la dirección técnica no significa ni mucho menos que te apartes de nuestro deporte. ¿Cómo enfocarás a partir de ahora tu relación con el atletismo?

A mí me gusta la pista y es el lugar donde me gusta estar, a partir de ahí, y desde la discreción, si puedo colaborar en algo lo haré encantado. 

Por último, ¿qué consejo le darías a tu posible sucesor?

Tiene algo de presuntuoso ponerse a dar consejos, pero puestos a ello diría, lo siguiente:

Configurar un buen equipo y trabajar de forma conjunta en el apartado técnico. Tener un sentido de pertenencia a todo el espectro atlético; clubes, FFAA, directivos, jueces, organizadores... y crear sinergias con todos trabajando en la misma dirección, parece un consejo algo etéreo pero puede ser determinante. Intentar ser justo sobre todas las cosas. Trabajar, trabajar y trabajar... Y por último, ser fuertes en la adversidad y humildes en el éxito. En mi opinión, hay un buen proyecto en marcha y estoy seguro de que todo va a ir bien si, entre todos, somos capaces de implantarlo poco a poco. Sería bueno no perderlo".

© - LaLigaSports - Año 2018

Últimas Noticias

Actualidad |

El mejor cross mundial se cita en Atapuerca

Este domingo 11 de noviembre llega la que es considerada como mejor prueba de campo a través del calendario internacional, el XV Cross Internacional de Atapuerca, y lo hace con muchos alicientes.

Ver más noticiasCargando...
.